domingo, 3 de octubre de 2010

Descuartízame 
y luego almacena mis restos
en la bodega de tus párpados
para que así
recuerdes tu flagelo
y te duelan más que a mí
los cuchillos del sexo.

1 comentario:

J O N Á S V E R G A RA dijo...

Los cuchillos que abren toda piel y destajan el alma.

sigo-la.